miércoles, 1 de junio de 2016

Una biblioteca de verano

Título Original: Notebooks I. Summer Library
Autor: Mary Ann Clark Bremer
Género: Novela
Temática: Autobiográfica
Idioma Original: Inglés

"Le hablaba de cuan importantes eran los libros para mí: no podía separarlos de mi vida verdadera.

Los libros eran la vida. Y podía recrearlos mientras caminaba, aun lejos de ellos. Así había sido siempre -especialmente en mis días de ceguera en el hospital-.

'Robinson reconstruye sin libros, sin escritos su vida intelectual. Su memoria se desarrolla por la exigencia de la soledad y el vacío. De lo que había aprendido lo que queda es lo que convenía a su sustancia".


MI LECTURA:

Una biblioteca de verano ha sido una lectura con una atmósfera muy especial, esa que crean los libros. La escritora Mary Ann Clark Bremer, una total desconocida para mí, ha compartido su gusto por los libros mezclando pasajes literarios y autobiográficos, exponiendo su alma y sus recuerdos abiertamente a aquéllos que como yo, los hemos querido conocer.

La Segunda Guerra Mundial se llevó a sus padres y ahora recién acabada ésta, fallece su tío. Así que Mary Ann se traslada al pueblo D. a La Bienhereuse, el hogar de su tío Marcel, para despedirse de él y volver a los Estados Unidos.

¡Qué bonito ha sido conocer a Marcel a través de la literatura y de su biblioteca! Fue él quién transmitió a la escritora su amor por los libros. Y parte de él ha quedado unido a la literatura, pues a través de sus libros Mary Ann lo evoca y nos lo acerca. 

A veces es difícil hablar de novelas como ésta porque a pesar de su poco espesor su contenido es realmente intenso. En él se encierran dos amores, un desengaño y varias pérdidas. Todo ello, con el telón de fondo del recuerdo y de lo que significó la guerra, la posguerra y la creación del Estado de Israel, pero al mismo tiempo sin entrar en detalles históricos o innecesarios, pues es sentimiento lo que nos transmite Mary Ann. Esa humanidad que sólo los libros saben transmitir con tanta sinceridad.

Los personajes principales en Una biblioteca de verano no son sólo de carne y hueso, también son de papel y tinta. Tío Marcel es entre muchas esencias Lytton Strachey y Baudelaire. Éste último también es parte importante en Mary Ann, será cosa de familia esta predilección por el poeta. La misteriosa identidad de A. Howard B. es en espíritu una composición de Edgar Allan Poe, Stephen Crane, Mark Twain, las hermanas Brontë y William Wordsworth. Y todos los miembros del pueblo de D. se acercan a la biblioteca, a buscar, como dice la autora, la "terapia" que les reconstruya y les alegre el alma. Cada uno necesita una fuente y una dosis personalizada de un autor u otro y muchos se dejan aconsejar por esta doctora librera.

La novela también nos habla indirectamente de la cultura, de la destrucción de ésta en épocas de guerra y de barbarie. Los nazis hicieron su propia censura quemando libros y muchos otros se usaron como combustible por ambos lados enfrentados. La escasez de recursos los condenó. Todo esto me ha recordado la obra de teatro Les combustibles de Amélie Nothomb. Ésta, no está en castellano ni en catalán, pero quizás alguien se decida a traducirla, editarla y publicarla en España, quien sabe. Mientras la mencione, la hago resurgir del pasado y la planto en la actualidad.

Hay tantos escritores, tantos libros, muchos pasaran desapercibidos, y otros tendrán la suerte de ser rescatados como ha pasado con la obra de esta escritora, de la que he intentado obtener más información extra de la que he leído y ha sido un fracaso, una pena. Gracias a la Editorial Periférica hemos podido disfrutarla, ahora ya conozco a la escritora y la labor de esta editorial. Ha sido como una cadena de favores literarios.

Conocí la novela a través de varios blogs, y a través de ésta conocí la editorial caza tesoros, y a través de Mary Ann he descubierto algún escritor más y a otros que ya conocía y que la escritora me los ha hecho valorar más, como Daniel Defoe. Las alusiones que hace la autora a pasajes de Robinson Crusoe me han despertado la curiosidad por leer esta obra, que al conocer su esencia, creí aburrida. La tenía catalogada en mi mente como una novela más de aventuras, pero las citas que hace Mary Ann me la han hecho parecer interesante. Lo mismo me ha pasado con Baudelaire, no soy mucho de poesía pero los versos que escoge y nos presenta Mary Ann, me han seducido, así que también pienso despertarlo algún día. Otro que me ha llamado la atención es François Rabelais, escritor del que no había oído hablar y que ahora tengo ganas de conocer. Y vaya, en resumen, esto es lo que pasa con los libros que hablan de libros, nos dan claves de nuevos tesoros que descubrir.

He averiguado por un artículo del diario ABC titulado Libros para el sueño de una noche de verano que la autora publicó con seudónimo algunas de sus obras, pero no he conseguido descubrir nada más sobre ella, así que la iremos conociendo a través de sus memorias.

En resumen, ¿POR QUÉ DESPERTAR ESTE LIBRO?

Esta novela expresa muy bien la importancia de la literatura en la vida.

Más sobre la autora:
> DE LA FUENTE, Manuel (9 agosto 2013) Libros para el sueño de una noche de verano. ABC.ES

Fuente de la imagen y de la lectura:
Clark Bremer,  Ann Clark (2012). Una biblioteca de verano. Barcelona: Editorial Periférica.

12 comentarios:

  1. Me ha encantado todo lo que cuentas de esta lectura espero poder leerla pronto. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Un libro que ya tenía apuntado. Tu reseña me anima muchíismo a leerlo prontito.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Es un libro en el que ya me había fijado por alguna otra reseña
    Besos

    ResponderEliminar
  4. No me importaría leerlo. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. Todo libro que contega en su título la palabra biblioteca creo que ejerce en nosotros como un imán.

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía, pero lo tendré muy en cuenta, tiene muy buena pinta. Besos

    ResponderEliminar
  7. Una mezcla de novela y autobiografía quiero entender y con muy buena pinta por lo que cuentas. No me extraña que se busque la terapia en una biblioteca y en la liteartura. Cuántas veces nos salva de la depresión y el desasosiego y nos devuelve las ganas de seguir adelante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. También yo he visto este libro en varios blogs y siento curiosidad por él. Y oye, mi recuerdo de cuando chica de "Robinson Crusoe" es también otro, creo que voy a tener que releerlo.

    bsos!

    ResponderEliminar
  9. Me gustó bastante este libro, y me hizo buscar El librero de París y una princesa rusa que no me terminó de convencer. Al final... me atraen los libros sobre libros
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Lo leí en su día. Me resultó muy interesante. Besos

    ResponderEliminar
  11. Me gustó mucho este libro cuando lo leí, porque además me llevó a otros libros. Luego la editorial ha sacado más libros de esta autora pero ahí los tengo esperando. Todo se andará.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...