sábado, 19 de julio de 2014

Un hotel en ninguna parte

Título Original: Un hotel en ninguna parte
Autor: Mónica Gutiérrez
Género: Novela
Temática: Romántica
Idioma Original: Castellano
Año Publicación: 2014

FRAGMENTO:

"Desde que estoy aquí sigue costándome despertarme. Pero cuando abro los ojos y veo las gruesas vigas del techo, pienso en lo mucho que me gusta sentir el peso de las mantas sobre mi cuerpo. Pienso en la cocina de Joaquim, en las rebanadas de pan que hornea Marbel, en la sonrisa de su hija Aurora cuando aplaude con los últimos ecos de Debussy desvaneciéndose en las paredes. Pienso en William Lexington, Premio Novel de literatura exiliado de su Londres natal y a la espera de un desayuno al que apenas presta atención. Pienso en los simpáticos titubeos de Tristán, siempre encantador incluso cuando no pretende serlo, en las manos grandes y callosas, de jardinero aplicado, de Samuel Brooks sosteniéndome un día de sol.
Te va a parecer raro pero este sitio me llena de esperanza."

INTRODUCCIÓN:

Cuando Isi del blog From Isi nos propuso participar en la lectura conjunta de Un hotel en ninguna parte de Mónica Gutiérrez no dude ni un momento. Tenía mucha curiosidad, había leído alguna reseña de su primera publicación Cuéntame una noctalia y me tentaba mucho sumergirme en una de sus creaciones. Así que aquí estoy a punto de escribir mis impresiones de esta lectura tan dulce.

BREVE RESEÑA:

Emma ha perdido todo, su pareja, su trabajo, su hogar...Así que las circunstancias la llevan a aceptar el trabajo que le busca una amiga en un hotel muy especial donde, sin ella saberlo, le espera una segunda oportunidad.

A partir de aquí y a través de los mails de Emma y los dos propietarios del hotel (Samuel y Tristán) conoceremos a unos personajes entrañables. Juntos forman un grupo al que a uno le gustaría pertenecer. Todos ellos tienen una forma de ser y comportarse diferenciada y determinada y la relación que se establece entre ellos es como la de unos amigos que se acaban de conocer y que quedan para pasar un buen rato sin necesidad de explicar su pasado, a menos que lo quieras contar. La gracia de estos personajes es que los encontramos muchas veces descritos a través de adjetivos y nombres relacionados con los cuentos de hadas. Por ejemplo, Phillip (el recepcionista gruñón) es comparado con un "dragón" y con un "ogro", o Marbel (la compañera de Emma) con un "duendecillo menudo" o un "ángel color canela". Si a esto le sumamos la descripción de los alrededores del hotel con su jardín de ensueño y su bosque enigmático, tenemos una muy conseguida atmósfera de cuento, donde la música es un elemento pero que muy importante que contribuye a crear ese ambiente especial.

La fusión de lo clásico, un violín y del heavy de los Metallica (Por cierto se mencionan varios clásicos del género que adoro. Sí, me encanta el rock duro) es genial.  Llegados a este punto quiero comentar la osadía de incluir un violín a una canción como Master of Puppets de Metallica porque para mi gusto es...es...extravagante y diferente y el resultado es algo indescriptible...no sé. Nunca pensé que a alguien se le ocurriera. Incluso he buscado covers en YouTube para imaginarme el resultado, y me ha impactado. No puedo decir más. De hecho, en diferentes ocasiones, he escuchado versiones de clásicos heavies en instrumentos menos eléctricos como el arpa y el piano. De éste último instrumento os recomiendo que escuchéis el cover de Iron Maiden de Dance of death interpretado por vkgoeswild, el teclado más heavy que he oído en mi vida y que os sorprenderá. Pero bueno, me ha gustado que la autora incluyera una canción tan potente y con garra en su maravilloso hotel. Y me gusta que Joaquim sea heaviata, rompiendo la estética del barrigudo, peludo y guarrete rockero cervecero del imaginario colectivo.

Pero centrémonos que me voy del tema. Volvamos a Un hotel en ninguna parte.

Lo más impresionante del libro es la atmósfera que transmite. Un lugar entre la realidad y los cuentos donde gracias a la aparición de Caperucita Roja (Emma) se cierra el círculo mágico y despierta el amor. Y es que encontramos el nacimiento, o mejor dicho, el florecimiento del amor. Aspecto que acaba de elaborar ese universo de paz y bienestar que desprende la novela. He de decir que no soy asidua a las novelas románticas y que con algunos mails de Tristán me he reído mucho, cuando este hablaba de los enamorados, pues yo también, a veces, he encontrado a los protagonistas un poco cursis. Aunque es lo que nos pasa a todos cuando iniciamos una relación, nos volvemos pastelosos.

Me ha gustado mucho el recurso narrativo de los mails. Y como ya he expresado con anterioridad, me he reído mucho con Tristán. No os podéis perder sus postdatas son geniales. Creo que ha sido mi personaje favorito. Se nota ¿verdad?.

Hay otro personaje de ficción que me gustaría destacar y es el premio Nobel William Lexington, creo que es una pieza clave del universo que se crea en el hotel. Estamos delante de un escritor genial y reconocido pero con un problema de inspiración. La tristeza lo bloquea, la pérdida de su esposa, de su amor, no le deja seguir adelante, crear. Ha perdido las ganas de vivir y crear, la apatía le invade. Podríamos hablar del proceso de creación literaria y de la inspiración a la que muchas veces va unida como si se tratase de un viaje complicado con subidas y bajadas. Creo que este personaje es una especie de homenaje a la figura del escritor y de la creación literaria. No sé si es lo que pretendía la autora, pero a mí me sugiere esto. Considero también que toda la novela nos recuerda lo importante que es el amor en nuestras vidas, no sólo en el día a día, sino también en la creación artística, ya se trate a la hora de tocar un instrumento, como es el caso de Emma o a la hora de crear una novela, como es el caso de Lexington.

Sobre la escritora, Mónica Gutiérrez, os informo que es administradora de un blog que sigo con regularidad porque me gustan los libros que lee y comenta y las actividades blogueras que se le ocurren, porque imaginación tiene un rato. Os dejo el link de su blog para que la descubráis o la redescubráis. El blog se llama Serendipia. También os diré que Un hotel en ninguna parte es su segunda novela y que la podéis comprar en Amazon.

En resumen, ¿POR QUÉ DESPERTAR ESTE LIBRO?

Este libro ha sido para mí una estancia en un lugar muy especial y que si existiera me gustaría visitar y quedarme una temporada. La narración ha desprendido una atmósfera de cuento que me ha encantado y que hay que destacar porque transmitir esto al lector es difícil. Mi experiencia con la novela ha sido como observar un bonito cuadro detenidamente saboreando cada uno de los elementos que lo componen y recibiendo la paz y la magia de su composición. Sin duda creo que es un libro para desconectar del mundo y devorar en un espacio de tiempo muy corto, ya que se lee muy bien y no tiene una extensión muy larga.

Por todo ello, os animo a que visitéis Un hotel en ninguna parte, respiraréis muy buen ambiente.

Fuente de la imagen y de la lectura:
Gutiérrez, Mónica. Un hotel en ninguna parte [Libro en línea]. Barcelona: Edición Kindle, 2014. ASIN e-book B00KQVQ43U

20 comentarios:

  1. Le tengo muchas ganas, de verdad, aunque siempre me da un poco de miedo leer obras de bloguer@s amigos, por si no consigo conectar con ellas...Pero me da que en este caso no va a pasar. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me pasa, el miedo ese está, pero las opiniones son libres y los gustos también y si nos expresamos desde el respeto nadie se ha de molestar.
      Creo que el libro Un hotel en ninguna parte te transporta a un lugar muy especial y esa magia se traspasa al lector. Es un libro para desconectar y viajar a un sitio apacible con buena gente.
      Si te animas espero que te guste. Y si no te gusta no pasa nada, no a todos nos gusta lo mismo. Fuera miedos.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Cada vez me apetece más adentrarme en este hotel, pero me pasa un poco como a Tizire...¿y si no conecto?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo mismo que le he dicho a Tziare. Si no conectas no pasa nada. No a todos nos gusta lo mismo ni sentimos lo mismo. Y de hecho la diferencia es lo que enriquece.
      Un besote guapa.

      Eliminar
  3. Pues me encanta que seas aficionada al rock duro y al heavy porque así aprecias mucho mejor el tema de la música que trato a lo largo de todo "Un hotel en ninguna parte". La idea de Master of Puppets apareció una noche que estaba haciendo zapping y me encontré un video clip alucinante de Metallica tocando con la Orquesta Sinfónica de San Francisco (busca en Youtube porque es una pasada) y me enamoré :-)
    Muchas gracias por esta reseña tan personal y tan estupenda, me encanta cómo te adentras en los detalles de los cuentos de hadas y en ese guiño tiernísimo a los escritores de verdad. Un besote y mil gracias, Lourdes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Mónica, me ha gustado todo lo que transmite el libro porque creo que has sido capaz de traspasar sensaciones al lector, magia, al menos a mí, y eso no pasa con todos los libros.
      Por cierto, mi curiosidad me hizo buscar un cover de Master of Puppets con violín porque adoro la guitarra eléctrica y tenía curiosidad por escuchar como sonaba esta canción junto ese instrumento. La canción es una de las más contundentes del grupo. Me dio miedo cuando la escuché, no miedo de feo, sino que me pareció una música para peli de terror. Aunque esa fue mi primera impresión, pues para la segunda todavía estoy sin palabras. Te pongo aquí el link: https://www.youtube.com/watch?v=agLKR7oUI78
      Ahora que después de escuchar la versión original de Metallica con la Orquesta de San Francisco, sí, esa versión, sí me gusta más y le pega a Emma. Aunque la otra que te he linkado no me desagrada, es que no sé que decir, me deja boquiabierta. Podría ser el lado salvaje de Emma.
      Bueno que nada, que te deseo mucha suerte con esta novela que acaba de ver la luz y espero que no dejes de escribir porque según mi punto de vista tu trabajo es prometedor y hay mucho camino por delante.
      Un beso.

      Eliminar
  4. El libro lo leeré, aunque esperaré a que pase el boom. Así que te agradezco que te hayas ido por el tema musical porque me ha interesado mucho (de rockera a rockera) ;) Me alegro que te haya gustado el libro de Mónica, por ti y por ella, claro. Voy ahora mismo a escuchar ese cover que nos dejas, gracias.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero te gustara el cover. La pianista es muy buena, pero yo prefiero a mis Maiden.
      Y nada cuando leas Un hotel en ninguna parte, ya nos contarás tus impresiones. A mí me ha gustado y sobretodo, creo que es un trabajo prometedor. Esta es mi sensación.
      Un beso.

      Eliminar
  5. A mí también me encantaría quedarme en ese hotel si existiera, y si es en invierno, mejor. Coincido completamente con tu opinión.
    Y por cierto, ¡qué bueno ese cover de Iron Maiden de Dance of death! Y no me había dado por buscar Master of Puppets con el violín... ¿Existe una versión? Ahora me pongo a buscarla.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si existiera ese hotel, creo que acabaríamos todos yendo a pasar unos días. Jajaja.
      Me alegro que te gustara el cover. Y espero hayas encontrado el de Metallica.
      Un besote guapa.

      Eliminar
  6. Coincidimos, a mí también me ha gustado mucho este libro, la atmósfera que crea y la forma de escribir de Mónica
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que ya somos unos cuantos.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Me ha encantado y creo que lo hemos disfrutado todos un monton. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, parece que nos hacía falta transportarnos a un lugar mágico aunque fuera con nuestra mente.
      Un besote.

      Eliminar
  8. Me ha gustado mucho tu reseña, destacas puntos importantes como el tema de los adjetivos de cuento de hadas, o la importancia del amor en la creación, no forzosamente el amor romántico, y que tanto Emma como Lexington encuentran en el hotel, ganas de volver a dedicarse al arte.

    Yo había oído, ya antes de leer el libro, Master of Puppets con una orquesta sinfónica, y por supuesto, Nothing else matters, pero lo que ha sido un descubrimiento ha sido el Du Reigst so good the Rammstein, que me ha hecho volver a aficionarme a este grupo.

    Eso sí, no he encontrado una versión sinfónica, o similar, pero la original me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Loquemahorro. Creo que has resumido perfectamente en 3 líneas lo que quería transmitir en la reseña.
      Sobre Master of Puppets yo nunca había oido la canción ni con orquesta sinfónica ni con violín, vaya solo la versión de Metallica con guitarras. Ese album lo tengo más escuchado, me lo grabaron en cinta, imagínate, que tiempos. Tenía mucha curiosidad por escuchar la canción con violines. Y me sorprendió.
      Me alegro que disfrutes con Rammstein conmigo nunca han conectado del todo.
      Un besote.

      Eliminar
  9. Solo hago que leer buenas reseñas sobre esta libro, así que ya está mas que apuntado.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que disfrutes de su lectura cuando lo leas y ya nos contarás qué te pareció.
      Un besote.

      Eliminar
  10. He leído comentarios muy positivos de este libro así que tendré que animarme a leerlo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te animas espero lo disfrutes mucho.
      Un beso.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...