domingo, 19 de enero de 2014

Ojalá fuera cierto

Título Original: Et si c'était vrai...
Autor: Marc Levy
Género: Novela
Temática: Fantasía, romántica
Idioma Original: Francés
Año Publicación: 2000


FRAGMENTO:

"Lo que voy a decirle cuesta de entender y resulta imposible de admitir, pero si tiene la bondad de escuchar mi historia, si tiene la bondad de confiar en mí, entonces quizás acabe creyéndome, y es muy importante, porque usted es, sin saberlo, la única persona del mundo con quien puedo compartir este secreto."

INTRODUCCIÓN:

Con este libro inicio mis lecturas realizadas en 2014. Así que éste sí va a incluirse en algún 'retillo' en el que participo. Bueno, realmente, sólo puede participar en el "Reto sumando" pero algo es algo.

Por otro lado, comentar que como hacen muy bien otros blogs a los que sigo como por ejemplo: CuentalibrosLo que leo lo cuentoEl universo de los libros (tenéis la lista abajo a la derecha) voy a empezar con esta entrada a resaltar en negrita aquello que sea digno de tener en cuenta. Así, el visitante se puede quedar con las dos o tres cosas más importantes y no se ha de leer toda mi reseña que a veces de breve no tiene mucho. También he añadido los datos editoriales de la fuente de lectura y de la foto al final de la entrada.

Bien, pues después de todo esto, allá voy.

BREVE RESEÑA:

Lauren es una doctora cuya vida está volcada en su trabajo en el Hospital Memorial de San Francisco. Un buen día decide pasar un fin de semana fuera de la ciudad con la mala fortuna que tiene un accidente de tráfico y se queda en estado de coma profundo. El desarrollo de la historia empezará cuando su espíritu regresa a su casa y se encuentra con un nuevo inquilino, Arthur, un arquitecto treintañero que se convierte en la única persona para la que es visible.

A raíz de este planteamiento se desarrolla toda la novela. El protagonista principal no será Lauren como parece desde un principio, sino Arthur del que conoceremos su familia y su pasado a través de sus recuerdos. Con él compartiremos decisiones arriesgadas que le pondrán en el punto de mira de un policía muy experimentado y extrañamente comprensivo. Así que la novela no es solo una historia de amor, también tiene un poquito de policíaca. Pero no puedo desvelar nada, tendrás que leerlo.

Lauren será en cierta manera la persona que transmitirá a Arthur las ganas de vivir. Su teoría sobre el tiempo marcará las decisiones de Arthur. Y es que el tiempo es lo más valioso que tiene el ser humano. Ya se trate de un segundo o días. Todo cuenta y tiene el mismo peso para Lauren. Y lo que lo hace más valioso es su efimeridad. Una vez pasado, no se puede recuperar. Así que el hoy toma gran relevancia en la historia. Esta concepción es la que aplica Arthur, desechando lo que piensen los demás y viviendo su experiencia con Lauren a expensas del que dirán. Dejará de importarle que lo vean hablando solo o abrazando el aire.

El lenguaje de la novela es bastante coloquial y la narración es muy dinámica. Los acontecimientos van pasando con bastante agilidad, así que el lector no se aburrirá para nada.

La historia contiene momentos divertidos en los que la relación entre Arthur y Lauren  desencadenan situaciones divertidas, sobre todo cuando hay terceras personas. Pero la novela también tiene un trasfondo triste, pues la relación entre los protagonistas es una relación difícil a corto plazo e imposible a largo, ya que está marcada por el estado de coma irreversible de Lauren.

Otro aspecto a destacar de la novela es la concepción de la amistad. Arthur tiene un amigo y socio llamado Paul que a pesar de su incredulidad respecto a la relación que dice Arthur tener con un fantasma, le ayuda sin juzgarle. Es una amistad basada en la confianza total. La verdad, en su lugar yo no sé si hubiera ayudado a Arthur, quizás me habría preocupado por su estado mental. Pero Paul piensa que lo que necesita Arthur son unas vacaciones así que le ayuda sin más.

La novela nos plantea el difícil dilema de los comas profundos y las divergencias morales y éticas sobre la eutanasia en casos de muerte cerebral. Hasta que punto este estado es reversible es un enigma para los médicos y para la ciencia en general. También hay otra cuestión y es la relación entre cuerpo y alma. El ser humano está formado por cuerpo y alma, según nuestra cultura occidental basada en la religión cristiana. Y cuando el cuerpo muere, el alma se libera. ¿Pero qué pasa en el caso de Lauren? Su cuerpo sigue respirando y su corazón latiendo, pero su cerebro está "muerto". Ante todo esto se nos plantea otro dilema, ¿Es posible que el alma del ser humano esté vinculada al funcionamiento de su cerebro? La novela nos da su visión al respecto. El alma de Lauren no puede desprenderse de su cuerpo vivo. De hecho Lauren no puede estar mucho tiempo lejos de él. Está anclada en el mundo terrenal a través de su cuerpo.

Sobre la consistencia de la historia hay un aspecto que no me acaba de encajar en el mundo posible establecido entre Arthur y Lauren, y es que ¿Cómo puede un ser espiritual y por tanto inmaterial tener contacto físico con un ser material? No es creíble, porque es difícil de imaginar. ¿No hubiera sido más verosímil que su contacto se limitara a sensaciones físicas menos materiales? Es inconcebible que puedas coger de la mano a un espíritu. Quizás podrías sentir un cosquilleo cuando te acaricia, por ejemplo, pero sostenerlo en tu regazo, es inverosímil. Por tanto, según mi opinión, la solidez de la historia se tambalea en este punto.

A cerca del autor Marc Levy, del que nunca había leído nada anteriormente, comentar que es de nacionalidad francesa y que Ojalá fuera cierto fue su primera novela. Sólo con su edición de bolsillo de 2003 vendió en Francia 212.800 ejemplares, según datos de la Wikipedia en edición española. A raíz de entonces ha sacado al mercado varias novelas, entre ellas, Volver a verte y La próxima vez.

Ojalá fuera cierto guarda muchos paralelismos con su vida. Levy residió en San Francisco durante una temporada, lugar donde se desarrolla la novela. Y además, a su regreso a Francia montó un despacho de arquitectura. Así que en cierta manera tiene dos rasgos comunes con Arthur, San Francisco y la arquitectura. Además, ha tenido relación con el mundo de la medicina mediante una larga estancia como voluntario en Cruz Roja. 

¿POR QUÉ DESPERTAR ESTE LIBRO?

Porque es una historia de amor imposible muy dinámica y aunque el planteamiento inicial sea triste, el desarrollo de ésta contiene muchos momentos divertidos y no es para nada dramática. Por lo tanto, pasarás un buen rato con su lectura. 

Fuente de la imagen y de la lectura:
Levy, Marc (2012). Ojalá fuera cierto. Barcelona: Rocaeditorial

4 comentarios:

  1. Y yo que estaba pensando en quitar las negritas porque creo que la gente no se lee el resto ;) jajajja (es broma, es broma). Centrándonos en el libro, me pasa con este autor que no me termina de convencer. Es verdad que he leído alguna cosa suya y no me ha desagradado, pero tampoco entusiasmado, así que cuando veo alguna reseña de este autor siempre me quedo con la cosa de si debiera de intentarlo o simplemente aceptar que es un autor del que leeré algo de vez en cuando como libro de tránsito.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate, y yo que las he puesto porque pensaba que así los visitantes leerían algo de mis entradas. Jejejeje. Es que a veces me enrollo mucho y temo aburrir :S
      Respecto al autor pienso como tú. Para mi está en mi lista de neutros; ni me apasiona ni me disgusta. Simplemente está bien.
      Por cierto, me encanta tu ONG, es muy buena idea.

      Besos

      Eliminar
  2. No he leído nada de este autor todavía, pero he leído muy buenas críticas de él, a ver si me decido :)
    Besos!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...